Técnicas Forenses Defectuosas

Physical Security
Técnicas Forenses Defectuosas
 

​La existencia de evidencias científicamente sólidas es uno de los pillares fundamentales del sistema judicial de los Estados Unidos de América. Pero, recientemente, ciertas investigaciones llevadas a cabo por un comité presidencial de consulta cuestionaron la validez de algunas técnicas para la obtención de evidencias. Ésta es sólo una de las más recientes críticas a las prácticas de las ciencias forenses, que han enfrentado un llamado a la reforma desde algunos rincones.

La investigación más reciente tiene sus raíces en otro informe, el cual fue emitido en 2009 por el Consejo Nacional de Investigación (en inglés National Research Council), y analiza el estado actual de las ciencias forenses. Ese informe, realizado a la orden del Congreso de los U.S.A, era altamente crítico; entre varias cosas, encontró una carencia de protocolos y estándares sólidos para informar y analizar evidencia.

En respuesta a este informe, se emprendieron varias iniciativas de parte de diferentes agencias del gobierno de U.S.A. y así nació la Comisión Nacional de Ciencias Forenses (en inglés National Commission on Forensic Science), apuntada a elevar los estándares forenses. Además, en 2015, la administración de Obama le solicitó al Consejo Presidencial de Asesores en Ciencia y Tecnología (en inglés PCAST) que investigue pasos científicos adicionales que podrían ayudar a garantizar la validez de evidencias forenses utilizadas en asuntos judiciales.

El consejo de científicos e ingenieros designado por el presidente produjo, como se le solicitó, un informe llamado en español Ciencias Forenses en Cortes Penales: Asegurando la Validez Científica de los Métodos de Comparación de Características, el cual fue publicado hace varios meses.

El informe encontró dos lagunas de conocimiento existentes. El primer vacío fue la necesidad de mayor claridad respecto a los estándares científicos sosteniendo los métodos forenses válidos. El segundo vacío fue la necesidad de que ciertos métodos forenses específicos sean evaluados para demostrar su validez de una mejor manera.

Para ayudar a acortar estas brechas, el informe examinó siete métodos forenses de comparación de características, que son los usados para determinar si una muestra de evidencia está asociada con una potencial muestra tomada directamente de la fuente, como puede ser un sospechoso.

Los métodos evaluados fueron: análisis de ADN en muestras de una única fuente y de fuentes con mezclas simples; análisis de ADN en muestras con mezclas complejas; huellas de mordeduras; huellas dactilares latentes; identificación de armas de fuego; análisis de huellas de calzado; y análisis capilar.

Basado en su análisis, el PCAST recomendó que los jueces no deberían admitir en la corte cuatro de los métodos: huellas de mordeduras, identificación de armas de fuego, análisis de huellas de calzado, y análisis capilar.

El PCAST también sugirió que los jueces deben ser cautelosos al admitir evidencias basadas en ADN en muestras con mezclas complejas, y recomendó que los jurados sean advertidos sobre el alto índice de errores en el análisis de huellas dactilares.

Varios meses luego de la publicación del informe del PCAST, otro desarrollo significante tomó lugar: el Departamento de Justicia anunció que desmantelaría la Comisión Nacional de Ciencias Forenses. Algunos expertos ahora declaran que la ausencia de investigación y asesoramiento de parte de la comisión podría hacer que, en el futuro, la tarea de desafiar evidencias científicamente cuestionables en un juzgado sea aún más difícil.

“Incluso si los abogados defensores hacen lo imposible para quejarse sobre (evidencias cuestionables), no tendrán el poder una comisión nacional para apoyarlos”, le contó Erin Murphy, una profesora investigadora en la Escuela de Leyes de la Universidad de Nueva York, a Associated Press en Abril. “El status quo en este momento es admitir toda evidencia que se presente. El status quo es cómo las cosas seguramente permanezcan”.

The translation of this article is provided as a courtesy by Ari Yacianci. Security Management is not responsible for errors in translation. Readers can refer to the original English version here: https://sm.asisonline.org/Pages/Flawed-Forensics.aspx​.​