ENDURECE BLANCOS SUAVES CON PSIM

Physical Security

​​​​​​​Fotografía por Rennett Stowe

ENDURECE BLANCOS SUAVES CON PSIM
 

Los "blancos suaves" (del inglés soft targets) son aquellos que son fácilmente accesibles para el público, como centros comerciales, hoteles, y hospitales, y resultan especialmente vulnerables a ataques por mano de terroristas, criminales, y otros actores maliciosos. Los ataques recientes alrededor del mundo han aumentado la concientización sobre la necesidad de proteger estos espacios. Los practicantes de seguridad deben tener en mente que el deber de proteger una empresa se extiende desde sus empleados a cualquiera que ponga pie en su propiedad.

En estos sitios, las soluciones típicas de seguridad física incluyen una separación clara entre las áreas públicas y las restringidas al personal, acceso controlado a áreas sensibles para prevenir entradas no autorizadas, y acceso limitado a las instalaciones fuera del horario comercial. Estas medidas dependen fuertemente en la implementación y gestión de niveles variantes de permisos de acceso para cada área, aplicando una combinación de tecnologías de seguridad. Incluso los mejores despliegues de estos sistemas no eliminan el riesgo; sino que ayudan al equipo de seguridad a contener las amenazas.

Al contar con diversos sistemas, ésto se vuelve una tarea compleja que podría abrumar al personal de seguridad encargado del monitoreo, la identificación y la respuesta ante eventos. Para instalaciones multiuso, las soluciones de Gestión de Información para la Seguridad Física (PSIM) simplifican estos complicados procedimientos con alertas y acciones de respuesta automatizadas e inteligentes, junto con una conciencia situacional significantemente mejorada.

Alerta

Cada vez que un individuo no autorizado ingresa a un área privada o sensible, las organizaciones deben tratar al incidente como sospechoso a menos que y cuando sepan que hay una razón válida para el ingreso. Y, tras cualquier brecha de seguridad, ya sea intencional o accidental, malintencionada o inofensiva, cada segundo cuenta. Ésto enfatiza la necesidad fundamental de que los operadores y el resto del personal de seguridad sepan sobre la situación lo antes posible. Con automatización y la capacidad  de integrar de forma fluida múltiples sistemas en una sóla interfaz, las soluciones de PSIM pueden acelerar el proceso de alerta para mejorar la conciencia y la respuesta.

Por ejemplo, se podrían desplegar sistemas integrados de control de acceso y videovigilancia inteligente para alertar al personal cuando alguien ingresa a un área restringida, tal como un centro de datos, fuera del horario laboral. Cuando una alerta proviene del sistema de control de accesos, la solución PSIM puede invocar automáticamente la transmisión de video asociada con el evento, proveyendo a los operadores visibilidad directa sobre la situación.

Otra alerta podría ser disparada por un informe o descripción inicial entregada por un usuario móvil. En este caso, la PSIM podría correlacionar los datos con transmisiones de cámaras de videovigilancia cercanas, y otros sistemas. Sin importar cuál sea la fuente de la alerta, la solución se asegura de que los operadores tengan acceso instantáneo a información valiosa que les permita analizar rápidamente la situación e iniciar una respuesta apropiada, basada en un completo entendimiento del incidente.

Respuesta

Una vez que se ha generado una alerta, deben existir acciones prestablecidas para ayudar al personal a determinar el camino a seguir para resolver una situación lo más pronto posible. En muchos casos, no es necesaria ninguna respuesta. Por ejemplo, si un individuo sostiene una puerta abierta por unos segundos, el sistema de control de accesos puede generar una alerta que indique que la puerta está siendo bloqueada. Usando material videográfico asociado con la acción, un operador puede terminar en segundos si ésto fue realizado para permitir un ingreso no autorizado o si la persona entrando simplemente se detuvo un momento para leer su teléfono móvil. Sin la capacidad que ofrece la videovigilancia, tendría que enviarse a un guardia para que evalúe la situación: es decir, no sería el uso más eficiente de tiempo y recursos.

Dado el considerable número de alertas no accionables que los operadores reciben durante sus turnos, pueden no estar preparados para un evento que sí requiera acción, más allá de qué tan bien hayan sido entrenados. Ésto puede causar confusión y estrés, lo que puede complicar la situación y conducir hacia el caos. Contar con procedimientos operativos estandarizados (POEs, SOPs en inglés) bien deinifidos para que guien a los operadores y a otros a través de cada proceso reduce el potencial de estrés, pánico, o confusión, los cuales contribuyen a una alta probabilidad de errores humanos. Sin embargo, POEs que son complicados o difíciles de ubicar no harán nada para reducir esta probabilidad.

La PSIM puede automatizar muchos de los más mundanos y básicos pasos para simplificar procesos y permitir que los operadores se concentren únicamente en las tareas críticas que requieren intervención humana, tales como determinar si una persona detectada a través de videovigilancia realmente representa una amenaza. Ésto permite al personal de evaluar rápidamente la situación y determinar la respuesta más apropiada.

Conciencia Situacional en Tiempo Real

Al responder a un incidente, es importante que los guardias, primeros respondientes, y otros, tengan la información más completa posible para asegurar la respuesta más efectiva y eficiente.

Los sistemas integrados mejoran esta conciencia al reunir grandes cantidades de datos, provenientes de varios sistemas, que pueden ser combinados para evaluar un incidente. Mientras que inspeccionar manualmente innumerables sistemas para obtener y clasificar esta información no es viable, las soluciones automatizadas de PSIM ponen toda la información relevante al alcance de la mano de los operadores. Ésto permite al personal de seguridad tomar decisiones rápidas y precisas basándose en una imagen completa del evento; compartir fácilmente la información en tiempo real con los respondientes apropiados; y coordinar la respuesta entre todas las partes involucradas. Esta colaboración provee una conciencia situacional crítica a aquellos respondientes que, entonces, pueden realizar decisiones más informadas que permitan una respuesta ágil para ayudar a prevenir que el incidente se desenvuelva.

Cuando deben protegerse instalaciones con múltiples niveles de privilegios de acceso, surge una amplia variedad de desafíos. Al desplegar una solución PSIM para englobar la información decisiva, las organizaciones pueden superar los retos a los que se enfrentan, mientras que aumentan la seguridad para aquellas aplicaciones potencialmente complejas.

Simon Morgan es el director de tecnología (CIO) de SureView Systems.

The translation of this article is provided as a courtesy by Ari Yacianci. Security Management is not responsible for errors in translation. Readers can refer to the original English version here: https://sm.asisonline.org/Pages/Harden-Soft-Targets-with-PSIM.aspx​