CUATRO DESAFÍOS PARA LA SEGURIDAD DE LA AVIACIÓN

Physical Security
​​Foto por Michał Parzuchowski
Cuatro Desafíos Para La Seguridad de La Aviación
 

Anthony McGinty, CPP, es un Analista Senior de Inteligencia en CSRA Inc, contratado por el Aeropuerto Internacional de Los Angeles. Es un miembro del Consejo de ASIS sobre Terrorismo Global, Inestabilidad Política y Crimen Internacional.

1. Aeropuertos como ciudades. Los problemas tradicionales de las ciudades están encontrando su camino hacia los aeropuertos: la indigencia, los problemas mentales, el abuso de drogas, los delitos menores y complejos, y la desobediencia civil. Para las agencias de seguridad y policiales, el desafío es llevar a cabo las labores del primer respondiente al mismo tiempo que se identifican amenazas de grandes consecuencias para las operaciones de aviación. Ambas funciones requieren de conjuntos de habilidades específicos y diferenciados. Los directores de seguridad tienen que balancear activos, personal y operaciones para mitigar los riesgos tanto de disturbios públicos como para la seguridad nacional.

2. Terrorismo internacional. La aviación comercial se mantendrá como un objetivo atractivo para grupos militantes y extremistas. El lado público de los aeropuertos, bordeando la revisión de seguridad, es vulnerable a un surtido de ataques terroristas, incluyendo tiroteos indiscriminados, equipaje conteniendo explosivos, drones hechos armas, y embestimientos con vehículos. Miles de militantes técnicamente competentes e ideológicamente motivados que están retirándose del califato en caída del ISIS podrían reagruparse bajo nuevas banderas, unirse a afiliados de Al Qaeda, o actuar de forma independiente.

3. Perturbaciones en vuelo. Semanalmente, los informes de los medios y videos de Internet exhiben las más recientes atrocidades dentro de las cabinas de las aeronaves: riñas, diatribas influidas por el alcohol, agresiones sexuales, y resistencia a las instrucciones de los auxiliares de vuelo. Esta tendencia de disputas y violencia durante vuelos a 30.000 pies (10.000 metros) de altura es potencialmente peligrosa. De no alcanzar con colocar un agente de seguridad a bordo, las soluciones pueden incluir cambios institucionales en la relación entre la tripulación y los pasajeros. Por ejemplo, algunas instancias de tráfico de personas utilizando aerolíneas comerciales son tan comunes que ahora las tripulaciones están siendo entrenadas para identificar los indicadores y actuar. Éste es un ejemplo más del cambio de rol de la tripulación, de facilitadores de la comodidad a responsables del cumplimiento de las normas y leyes.

4. Amenazas Internas. Los grupos terroristas podrían enlistar empleados aeropuertarios para eludir las revisiones de seguridad, especialmente empleados con acceso directo a las aeronaves. Algunos empleados también han contrabandeado drogas, armas, y otros elementos. Con tan sólo un empleado radicalizado o descontento ya se puede cometer un acto que lleve a un incidente catastrófico, lo que hace que lidiar con las amenazas internas sea una prioridad. Los aeropuertos y las aerolíneas están implementando sus propias estrategias para mitigar estas amenazas. Mayormente, este esfuerzo ha involucrado investigaciones de seguridad para todos los empleados, o algunos grupos selectos, previas al ingreso a zonas restringidas. La tecnología también puede ser de apoyo en estos esfuerzos. Las nuevas capacidades analíticas embebidas en los sistemas de video y control de accesos ahora pueden proveer una herramienta sofisticada de vigilancia. Asimismo, las políticas propias con rigurosos esfuerzos internos de "Si ves algo, dí algo" son esenciales.

The translation of this article is provided as a courtesy by Ari Yacianci. Security Management is not responsible for errors in translation. Readers can refer to the original English version here​.